Personas trabajando la tierra sembrando en el campo
Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos

Descripción

En 2018, alrededor del 30,8% de la población de América Latina y el Caribe estaba bajo la línea de la pobreza; en muchos lugares el hecho de tener un empleo no garantiza la capacidad para escapar de ella . Debemos reflexionar sobre este progreso lento y desigual y revisar nuestras políticas económicas y sociales destinadas a erradicar la pobreza, reducir la desigualdad y garantizar el trabajo decente.

 

La continua falta de oportunidades de trabajo decente, la insuficiente inversión y el bajo consumo producen una erosión del contrato social básico subyacente en las sociedades democráticas: el derecho de todos a compartir el progreso. La creación de empleos de calidad sigue constituyendo un gran desafío para casi todas las economías de la región.

Mensajes clave de la región sobre los temas que aborda el ODS 8 y sus metas

      • El análisis del mundo del trabajo debe realizarse de forma integral, y debe abarcar tanto las dinámicas del mercado como las del trabajo no remunerado, que se realiza dentro de los hogares para el beneficio de las sociedades y que, además, sostiene el funcionamiento de la economía.

      • No solo es necesario aumentar el número de empleos en la región, sino también mejorar su calidad.

      • Es imperativo redoblar los esfuerzos por reducir la informalidad y garantizar el pleno acceso a la protección social de todos los trabajadores en la región.

      • Los empleos que surgen de las nuevas tecnologías conllevan el riesgo de una mayor vulnerabilidad laboral. Es necesario regular el empleo en el mercado de las plataformas digitales y asegurar el acceso de estos trabajadores a la protección social.

      • También deben combatirse las graves desigualdades de género del mundo del trabajo y para ello se ha de incrementar la participación laboral de las mujeres en empleos de calidad, erradicar las brechas salariales de género, garantizar el acceso a la protección social, eliminar la segregación ocupacional, aumentar la participación de las mujeres en puestos directivos y asegurar la corresponsabilidad de los cuidados.

      • Ante el creciente flujo migratorio, es preciso contar con un modelo que considere la incorporación de todas las personas al sistema de seguridad social, independientemente del estatus migratorio, y fortalecer y crear mecanismos de portabilidad de derechos.

      • La mayoría de los adolescentes de la región que migran hacia otros países se insertan en el mercado laboral informal.
      • Hay menor probabilidad de que exista trabajo infantil cuando los padres tienen un trabajo decente.

      • El trabajo infantil lleva a un ciclo de vida más corto que la media y fomenta el círculo de la pobreza; la desigualdad es la principal causa del trabajo infantil.

      • Los Gobiernos y demás actores deben trabajar en conjunto para que la erradicación del trabajo infantil se asuma como compromiso en las agendas nacionales y locales.

      • La inscripción de las trabajadoras del hogar en los sistemas de seguridad social debe ser una responsabilidad compartida con los empleadores; asimismo, debe ser accesible y contar con un método de contribución que no excluya a las trabajadoras con menores ingresos.

      • Es necesario contar con procesos de negociación colectiva y sindical para las trabajadoras del hogar, tanto en materia salarial como en materia de condiciones laborales; para asegurar los derechos laborales de las trabajadoras del hogar se debe distinguir entre el cuidado de niños, personas mayores o enfermos como actividades especializadas dentro de los servicios profesionales.

      • Las políticas económicas deben tener un enfoque de igualdad, basado en estadísticas fiables y rigurosas, para evitar la precariedad y la marginación de las trabajadoras del hogar.

    Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos en América Latina y el Caribe

    Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos en América Latina y el Caribe

    El análisis sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que aquí se presenta es el resultado de los debates que tuvieron lugar en el marco del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, convocada bajo los auspicios de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Desafíos y oportunidades para la implementación, el seguimiento y el examen del ODS 8 y sus metas

    • Desafíos

      • El cambio tecnológico implica un enorme cambio para las relaciones laborales y el modelo de producción y consumo, así como un gran desafío para el mercado laboral en América Latina y el Caribe.

      • La contratación de servicios por Internet ha crecido exponencialmente y hay que adecuar la legislación fiscal y laboral; un desafío es que las empresas que prestan esos servicios cobren y hagan las contribuciones correspondientes para resguardar los derechos laborales y la seguridad social de sus trabajadores.

      • Existen desafíos demográficos y movimientos internacionales de personas en la región que repercuten en el mundo laboral y que es necesario enfrentar.

      • Existen desafíos en cuanto a la regulación, medición y mejora de la fiscalización del trabajo infantil, así como del trabajo adolescente no permitido, por parte de los Gobiernos.

      • En materia de migración, en la actualidad existe el gran desafío de evitar que crezca el trabajo infantil.

      • La jornada laboral en la región se ha ido extendiendo, a veces por encima de los límites estipulados en la legislación laboral.

      • En cuanto a la igualdad de género, en el mercado laboral hay factores culturales que no se han abordado. Estos factores yacen en la base de la brecha salarial, la orientación vocacional, la organización social del cuidado y la violencia y el acoso en el lugar de trabajo.

      • Es necesario asegurar el derecho a la información sobre los términos del empleo y las contribuciones para las trabajadoras del hogar, para garantizar la uniformidad en los horarios de trabajo y el pago de horas extras, vacaciones y sueldos extraordinarios o aguinaldos, y la eliminación del pago en especie (alimentación y alojamiento).

      Oportunidades

      • Aprovechar las nuevas tecnologías para generar empleos de calidad y reducir las brechas de género en el mundo del trabajo.

      • Aprovechar los espacios de diálogo social para abordar los desafíos del futuro del trabajo.

      • Los datos geoespaciales permiten observar si hay mayores niveles de informalidad y trabajo infantil entre los sectores más vulnerables.

      • Fortalecer la medición continua del trabajo infantil a través de las encuestas de hogares.

      • Visibilizar las desigualdades de género a través de mediciones de uso del tiempo que permitan la formulación e implementación de políticas públicas con base empírica.

Lecciones aprendidas y buenas prácticas con respecto al ODS 8 y sus metas

      • Los cambios legales y la formalización no implican necesariamente un aumento en la afiliación a la seguridad social; no hay una correlación estricta entre formalización e inscripción, pero hay una serie de factores que impulsan o contribuyen a que la tasa de cobertura de la seguridad social sea más elevada, entre los que se encuentran el fortalecimiento de las instituciones laborales y la capacidad de fiscalización.

      • Los datos muestran que en lo que atañe a la formalización de las trabajadoras del hogar, más que la forma del contrato (escrito o verbal), lo importante es la capacidad del Gobierno para dar seguimiento a su incorporación a la seguridad social:

      • La fiscalización por parte del Gobierno para proteger a las trabajadoras del hogar puede hacerse en tres etapas:
        • fiscalización intensiva: el Gobierno atiende puntualmente cada denuncia por falta de contribución o despidos injustificados
        • fiscalización focalizada: se selecciona una muestra representativa de hogares de clase media y alta para impulsar progresivamente la inscripción en todos los niveles
        • fiscalización aleatoria: cuando se alcance un determinado nivel de afiliación
      • En general, los países con modelos más exitosos y altas tasas relativas de cobertura tienen las siguientes características:
        • obligatoriedad de la seguridad social
        • sistemas de contribución que tomen en cuenta las peculiaridades de cada país y su política económica o social
        • facilitadores de las contribuciones basados en incentivos fiscales
        • seguimiento gubernamental
        • sanciones claras y efectivas

Recomendaciones desde América Latina y el Caribe para alcanzar el ODS 8 y sus metas

      • Considerar el fortalecimiento de los derechos laborales y retos futuros como la migración, los cambios tecnológicos y los cambios en la organización laboral, y examinar las nuevas formas de informalidad resultantes de la economía digital.

      • Reconocer y medir el trabajo infantil y el trabajo adolescente no permitido, visibilizando especialmente a las mujeres en esta temática.

      • Promover oportunidades de trabajo decente para jóvenes en edad legal de trabajar.

      • Garantizar el acceso a la protección social de todos los trabajadores y analizar cómo regular y financiar la cobertura de la protección social del futuro cuando no hay relación entre empleado y empleador tradicional.

      • Implementar políticas públicas que respondan a las demandas de cuidado de personas con algún nivel de dependencia y que consideren de manera explícita los derechos de las personas cuidadoras.

      • Fomentar un modelo empresarial y económico centrado en las personas.

      • Aumentar la inversión en las capacidades de las personas y fomentar el aprendizaje a lo largo de la vida, especialmente en un contexto de cambios en el mundo del trabajo.

      • Establecer programas transformadores en el ámbito laboral para asegurar la igualdad de género.
      • Fortalecer las estrategias de inclusión social y laboral de los jóvenes que se encuentran fuera de la educación y del mercado de trabajo en particular favoreciendo la expansión de las políticas de cuidado para jóvenes con responsabilidades familiares.

      • Aumentar la inversión en las instituciones del trabajo.

      • Ampliar la soberanía de las personas sobre su tiempo.

      • Revitalizar la representación colectiva.

      • Encauzar la tecnología en favor del trabajo decente y aumentar la inversión en trabajo decente y sostenible.

      • Promover la inscripción en los sistemas de seguridad social compartida y considerar un método de contribución fácil para los empleadores.

Herramientas de información